martes, 19 de mayo de 2009

FRENTE DE IZQUIERDA SE IMPUSO COMO NUEVA CONDUCCIÓN DE LA FUC


La lista 3 "Frente para la lucha" se impuso en las elecciones que renovaron la conducción del máximo órgano gremial de los estudiantes del Comahue. El frente conformado por organizaciones de la izquierda orgánica logró apoyos de los sectores independientes y así destronó a la conducción anterior, en manos de la CEPA-PCR.

El frente de izquierda levantó la consigna "para que la crisis no la paguen la educación ni los trabajadores", que fue acompañada por las agrupaciones independientes nucleadas en el Frente de Estudiantes por la Resistencia (FER) y las agrupaciones La Cárcava y AIA. Este acompañamiento resulto determinante para definir la elección.

La principal argumentación de los independientes para apoyar y dar su voto crítico al frente de izquierda señala que "la federación representativa de los estudiantes no debe estar en función y en defensa de los sectores oligárquicos del país que se reconocen abiertamente golpistas, represores y cómplices directos del genocidio de más de 30.000 compañeros y compañeras".

“Frente para la lucha” conquistó la mayoría de los votos, con un total de 47 congresales, superando a la lista 1 "29 de Mayo", de la anterior conducción CEPA, que logró 43 votos.

La nueva conducción está encabezada por las agrupaciones JUS y En Clave ROJA (PTS e independientes), junto a otras agrupaciones de izquierda.

Objetivo común: sacar a la CEPA

El “Frente para la lucha” logró conformarse en gran medida en contra de la actual conducción de la FUC en manos de la CEPA-PCR cruzada por fuertes cuestionamientos de legitimidad.

Igualmente, a la fuerte ilegitimidad de la conducción de la CEPA-PCR se sumó el rol que cumplió el PCR en el conflicto del campo en apoyo directo a las patronales y los sectores oligopólicos.

Las fuerzas de la izquierda orgánica y de los independientes lograron confluir en el rechazo a una conducción que entendían como un retroceso. Según estas fuerzas, la conducción de la CEPA-PCR se fijó como objetivo cerrar definitivamente el proceso de democratización en alianza con la gestión de la rectora interina teresa Vega.

El argumento de los independientes

Resultó fundamental el apoyo de las agrupaciones independientes en el triunfo del frente de izquierda. El Frente de Estudiantes por la Resistencia (FEI, Independencia y DEMo) y las agrupaciones afines a ese espacio (La Carcava y AIA) definieron la elección a favor de este espacio.

A continuación el documento de los sectores independientes:

“Los sectores independientes organizados en diferentes fuerzas activas en la Universidad Nacional del Comahue, reconocemos que:

1. La federación representativa de los estudiantes no debe estar en función y en defensa de los sectores oligárquicos del país que se reconocen abiertamente golpistas, represores y cómplices directos del genocidio de más de 30.000 compañeros y compañeras.
2. Debe impulsar y acompañar las luchas que nacen en el seno de los espacios de participación y discusión de los estudiantes, en vez de vaciarlos de contenido y desmovilizarlos, como se ha hecho en los últimos dos años.

3. Debe ser legítimamente electa y no autoproclamada

4. Debe considerar, denunciar y luchar en pos de que los efectos de la crisis no la paguen los sectores oprimidos.

5. Impulsar la democratización de los espacios dentro de la universidad y abrirla en función de la construcción con el pueblo.

6. Debe acompañar las luchas de los sectores trabajadores y reformular el perfil de los futuros graduados y graduadas en pos de la transformación social.

Ante esta caracterización decidimos dar nuestro voto crítico al bloque: “Frente Para la Lucha”

Frente de Estudiantes por la Resistencia
La Cárcava
AIA

Una conducción débil

La nueva conducción de la FUC logró unificarse y conquistar el apoyo (discrecional) de los sectores independientes en una coyuntura particular y extraordinaria.

Se unificó un espacio tras un denominador común: enfrentar a una conducción entreguista. Difícil será pensar una coordinación fluida entre la izquierda y los sectores independientes. Los independientes han tenido que “hilar muy fino” para definir su voto.

La CEPA-PCR permanecerá como la fuerza más homogénea y con mayor poder propio en Comahue aunque no conduzca la FUC. Igualmente, tanto la izquierda como los independientes esperan que ahora se puedan abrir instancias de debate y participación y no se cierre el proceso de democratización.