viernes, 13 de noviembre de 2009

SE VIENEN LAS ELECCIONES DE CENTRO DE ESTUDIANTES EN EL CURZA



Serán el 17 y 18 de noviembre y en esta oportunidad se presentan seis listas: el DEMo (actual conducción del centro), La Proyección Universitaria, La Franja Morada, la alianza Concertación Plural-JUP, el ERU y el PO.


Se espera que la mayor polarización se de entre la actual conducción del centro (DEMo) y las fuerzas radicales de la Franja y La Proyección.

La polarización

Si bien se presentan 6 listas, se prevé que la lucha por la conducción del centro se polarice entre la actual conducción (DEMo) y las dos fuerzas radicales más importantes: La Franja Morada y La Proyección Universitaria.

Durante este año el DEMo impulsó un proyecto de democratización del organigrama del CURZA (gobierno de las carreras) que suscitó amplios consensos en las fuerzas estudiantiles. A nivel Comahue el DEMo está integrado en el FER (Frente de Estudiantes por la Resistencia), un frente de agrupaciones independientes que protagonizaron las luchas contra la LES y la CONEAU y en favor de la democratización de la UNCo.

Por otro lado, el radicalismo universitario volverá a dirimir sus internas (de poder y recursos) en la elección de centro. La proyección realizó la apertura de un “comedor” con fondos provenientes de sus padrinos correligionarios (fondos de la legislatura y del partido de gobierno). La presencia de la Franja fue casi nula en la vida del CURZA, aunque mantuvo su lealtad a ciertos grupos de poder docentes.

Fragmentación radical

3 son las listas que responden a diferentes sectores del radicalismo. Se trata de la Proyección Universitaria (división da Franja Morada y leal al intendente Ferreira), La Franja Morada (tradicional, orgánica a la UCR) y el ERU (Estudiantes Reformistas Universitarios) apadrinada por el massachesismo y por el Diario Noticias de la Costa.

¿La lista k?


Una nueva alianza asomó la cabeza en estas elecciones de centro de estudiantes. La Concertación Plural Universitaria y Juventud Unida Peronista (JUP) sumaran sus fuerzas en estas elecciones con el objetivo de intentar romper la polarización. Se trata de fuerzas (al igual que el resto de las fuerzas radicales) que han virado en los últimos años al ritmo de los cambios de padrinazgos y coyunturas electorales.

Las fuerzas testimoniales


Estas elecciones contarán con dos fuerzas -ERU (massachesistas) y el PO (izquierda tradicional)- que buscarán algún apoyo electoral entre las 4 listas restantes. Igualmente se espera que su rol sea meramente testimonial y no influya en el curso de las elecciones.