viernes, 21 de agosto de 2009

TIEMPOS



Durante la semana los vecinos del barrio "30 de marzo" se manifestaron frente al municipio e instalaron una carpa reclamando certezas sobre el comienzo de las obras de agua y luz. Y es que los vecinos de una de las tomas de tierras de Viedma llevan casi dos años sin los servicios básicos.
Los vecinos entregaron una nota dirigida al intendente Jorge Ferreira que señalaba que "le solicitamos la inmediata puesta en marcha de las obras que demanda el barrio hace varios meses de los servicios de agua y tendidos de luz. Entendemos que la regularización de la tenencia no puede seguir siendo un pretexto para la postergación de las obras de dicho servicio puesto que los mismos también son un derecho para todos".
Samuel, uno de los vecinos expresaba a un medio local que "ya hace un año y ocho meses que no tenemos servicios. Ahora nos dicen que esperemos dos meses más. Nosotros no podemos esperar más. Ya hace casi dos años que estamos en esta situación. No se puede vivir así sin las cuestiones elementales".
En medio del reclamo, Néstor Olivares, Secretario de Obras Públicas del Municipio ensayó una respuesta a los vecinos: “a fin de año podemos tener cumplida la red de agua y el tendido eléctrico en el "30 de marzo", expreso el funcionario a Radio Encuentro.
El funcionario informó que el próximo lunes se realizará la apertura de sobres para la licitación de la red de agua potable en el sector y esperan desde el municipio que en un año se concluya con el proyecto de tendido eléctrico.
Para los vecinos son solo respuestas vacías. No creen. Tampoco pueden esperar. Están cansados de una gestión política (municipal y provincial) que viene negando los reclamos y que somete a los vecinos al abandono más despiadado.