jueves, 18 de junio de 2009

PIDEN LA INTERVENCIÓN DEL COMITÉ RADICAL EN EL CONFLICTO DE CIENCIAS POLÍTICAS


Por si no fueran graves las acusaciones que pesan sobre el ex coordinador de la carrera de Ciencias Políticas el radical José Gómez, ahora las agrupaciones radicales (las Franjas Moradas) y los docentes del séquito pidieron a través de una nota la intervención del Comité Radical Local para sancionar las actitudes del correligionario y decano Miguel Silva en favor de la "intervención" de la carrera.

Según la nota que presentaron a la titular del Comité Local, se produjeron "una serie de acciones que atentan contra el prestigio del Partido y contra los afiliados realizadas por el actual decano del CURZA, Miguel Silva, a quien oportunamente prestamos explícitamente nuestro apoyo por su condición de radical".

Para los radicales fieles a Gómez la actitud del decano (que no tuvo otra que tomar algo de distancia del docente Gómez ante la fuerte evidencia que pesa contra el profesor 1*) constituye una traición (seguramente a los "ideales" de Irigoyen y Alfonsin).

La carta tuvo su difusión en el diario "Noticias de la Costa" (diario massachesista que día por medio publica alguna "acción de bien" de sus correligionarios en el CURZA) y revela la impunidad con la que actúan estos personajes que ya no tienen reparos en desnudar su interna política (la definimos como política por pura comodidad) ante los ojos de todos. Si algo faltaba para develar la escasa independencia con la que actúan estas agrupaciones y esos profesores ahora hay una nueva evidencia.

Siguen pasando cosas graves en la carrera de Ciencias Políticas. Hace unas semanas el mismo profesor Gómez, en un intento por victimizarse, denunció a la agrupación DEMo por "persecución política" y "discriminación" ante el INADI y la Defensoría del Pueblo. También exigió al decano una sanción a los estudiantes militantes (viejo sueño de la camarilla docente, sancionar a los estudiantes insubordinados).

Es cierto que esta denuncia de Gómez da para la risa (ya que la agrupación no puede constituir persecución política ni discriminación porque no ocupa un lugar de poder institucional como para hacerlo, como sí lo hizo el docente en cuestión), pero también para el llanto. Es preocupante que se exijan sanciones a una agrupación política que cuenta con más de 15 años en el CURZA y dirige (por el voto de los estudiantes del CURZA) el Centro de Estudiantes.

Otro episodio que suma un capítulo más a este conflicto con ribetes cada vez más insólitos y preocupantes.

1* Y es que sobre Gómez pesan graves denuncias por fraudes en las designaciones, persecución política sobre los estudiantes y manejo discrecional de la carrera.